EL ACEITE DE COCO ES GENIAL, PERO NO PARA TODO

Descubre los 4 errores más comunes que hacemos con el producto cosmético de moda

¿Quien no ha oído hablar de las propiedades del aceite de coco? Es bueno para el cabello, para la piel e incluso es bueno si lo añades a tus recetas, pero no todo vale con este producto.

Te presentamos los 4 errores más comunes del uso del aceite de coco:

#Error 1: Ponértelo en la cara. ¿Sorprendida? ¿Cuántas veces hemos oído los milagros del aceite de coco cuando se aplica en el cutis? Pues la verdad es que el aceite de coco obstruye los poros. A la piel normal ya de por sí le cuesta bastante absorber el aceite de coco (sobretodo si tienes la piel grasa o acné), y si encima le aplicas aceite de coco no le estás haciendo ningún favor. Lo mejor para prevenir los puntos negros si has estado abusando de este producto es exfoliar inmediatamente la piel y dejar de usar el aceite de coco en la cara. La única excepción para aplicarte aceite de coco en el cutis es si tienes la piel extremadamente seca. Eso, o si te dan igual los poros obstruidos.

#Error 2: Usarlo como mascarilla para el pelo. ¿Tienes caspa? Pues nunca, repito: ¡NUNCA! te pongas aceite de coco en el pelo porque vas a tener mucha más. Y mucho menos te lo dejes toda la noche con una toalla para quitártelo al día siguiente. Si tienes el pelo estropeado por el tinte o por el sol hay cantidad de productos que te pueden ayudar a sanarlo, pero el aceite de coco no es uno de ellos. Que sea natural no significa que sea bueno, y aunque hay una corriente (sobretodo en estos últimos años) que asocia “natural” con “tiene que ser bueno”, este caso es un claro ejemplo de que no siempre es verdad.

#Error 3: Comprar aceite de coco refinado y usarlo. La palabra “refinado” ya de por sí indica que ha pasado por un proceso químico, es decir, se le han añadido sustancias químicas que alteran sus propiedades, y eso casi siempre es malo, sobretodo cuando hablamos de cosmética. Así que si alguna vez compras aceite de coco refinado dale otro uso pero no lo utilices como producto cosmético.

#Error 4: Combatir los eccemas con aceite de coco. Ya lo hemos hablado en el punto 1 pero lo volvemos a repetir: ¡Nunca! uses aceite de coco como cosmético para la cara. Y menos aceite de coco en los granitos. No hay que olvidar que el aceite es un tipo de grasa líquida, y ¿a qué a nadie se le ocurriría combatir los granos con grasa? Pues ahí lo tenemos.

Y ahora que sabes qué no tienes que hacer nunca con el aceite de coco ya puedes amortizar cada miligramo de este producto tan maravilloso para algo te te beneficie tanto a ti como a tu piel.

 

También te puede interesar

Un comentario sobre “EL ACEITE DE COCO ES GENIAL, PERO NO PARA TODO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.