¿EXFOLIACIÓN O PEELING? ÉSA ES LA CUESTIÓN

¿Qué diferencia hay entre la exfoliación y el peeling? ¿Me exfolio la piel o me estoy haciendo un peeling? ¿Serán lo mismo? Sigue leyendo y encontrarás la respuesta a todas estas preguntas.

¿Te acuerdas cuando estudiábamos física y química en el colegio? Pues esto vendría a ser lo mismo: la exfoliación sería la física mientras que el peeling sería la química. ¿Preguntas? EMPECEMOS POR LO BÁSICO: ¿qué tienen en común la exfoliación y el peeling? Los dos son tratamientos que sirven para eliminar las células muertas de la piel. Como seguro habrás oído más de una vez la piel se va regenerando cada pocos días, pero con el paso de los años este proceso se va volviendo cada vez más lento, cosa que se traduce en aparición de arrugas, piel más apagada y reseca y con tendencia acnéica. Y si encima le sumas causas externas como el estrés, la mala alimentación o la falta de sueño, el proceso de envejecimiento de la piel se nota cada vez más . Por suerte existen tratamientos que ayudan a quitar la capa más externa de la piel (que es la que se compone de células muertas e impurezas), así el ciclo de regeneración de la piel se acelera, y por tanto, retardamos el envejecimiento. Ahora que ya sabemos que cada cierto tiempo debemos eliminar las células muertas de nuestra piel para retrasar los signos del envejecimiento, nos toca escoger el mejor método para hacerlo: ¿exfoliación o peeling?

#EXFOLIACIÓN FÍSICA

Los exfoliantes físicos son aquellos que contienen partículas sólidas que “arrastran” las células muertas de la piel. Actúan sólo en la capa más superficial y dejan la piel suave y lisa al instante. La manera más fácil de exfoliarte el cutis es añadir un poco de sal a tu jabón facial habitual. Cuando te apliques el jabón con la sal notarás como los granitos de sal  se van moviendo al son de tus manos, y cuando acabes tendrás la piel súper suave. Si vives en una zona costera puedes utilizar arena de playa que también va genial. Y si estos trucos caseros no van contigo hay muchos exfoliantes en el mercado, como este exfoliante de arcilla de Cattier (6,71€), hecho a base de arcilla blanca, enriquecido con aloe vera, aceite de jojoba y extracto de lavanda. Luego de la exfoliación te aplicas tu crema hidratante habitual y ¡listas! Hasta la semana que viene.

Eso sí, ¡mucho ojo con exfoliar las pieles sensibles! Puede producir irritación.

#PEELING QUÍMICO

El objetivo es el mismo: limpiar la piel de células muertas e impurezas que no se vayan con el simple lavado. Pero el método es muy distinto. Aquí se aplican sustancias químicas que lo que hacen es disolver la cohesión entre las células muertas sin necesidad de fricción, es decir: tú te aplicas el peeling, lo dejas actuar unos minutos como si se tratara de una mascarilla, y luego lo retiras. Dependiendo del peeling que te apliques puede ser más abrasivo o menos con tu piel. Hay peelings que penetran hasta las capas más profundas de la dermis y la piel necesita unos días para recuperarse del todo y lucir perfecta, pero también hay peelings que te los haces una mañana y por la tarde ya puedes salir a la calle. Puntos a favor: es apto para pieles sensibles. Además ayudan a difuminar las manchas en la piel y tienen un efecto rejuvenecedor impresionante, mucho más que los exfoliantes físicos. Puntos en contra: son bastante abrasivos y no se deben hacer con asiduidad. Tampoco es tan fácil hacerte un peeling en casa, por lo que se recomienda ir a un centro especializado.

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.